Beneficios

  • El consumo eficiente y eficaz de energía para satis­facer las necesidades de las instalaciones se traduce en reducciones significantes de los costos de operación y del impacto ambiental del proyecto.
  • Al implantar métodos y tecnologías sostenibles se abre la oportunidad de utilizar los beneficios financieros y fiscales, tanto locales como internacionales.
  • La imagen del cliente se percibe como la de una em­presa o institución comprometida con el desarrollo sostenible.